por James W. Sire